no recuerdo mi contraseña

E-mail: Contraseña: enviar
Ampliar textoReducir texto
Mesaje del presidente
Presidente: Higinio Raventós
Eduardo Rodríguez Rovira, Presidente

Cambio demográfico y sanidad (26 mayo 2014)

Lentamente, paso a paso, pero implacablemente, avanza el cambio demográfico. El envejecimiento de la sociedad, su consecuencia, se produce por dos principales factores, el aumento de la esperanza de vida y el desplome de la natalidad. Olvidando temas directamente relacionados con estos hechos, como son el empleo,  las pensiones y los movimientos migratorios, concentrémonos en lo que afecta a la sanidad.

España es uno de los países con esperanza de vida más alta del mundo. Si prescindimos de los paraísos  -fiscales o no- como Mónaco, Singapur, Hong Kong, Andorra, Liechtenstein, que son los que la tienen más elevada, España se encuentra junto a la media docena de naciones  privilegiadas en este aspecto, que son Japón, Suiza, Australia, Canadá, Italia (CIA WorldFactbook 2012). Se trata de una evidencia que confirma la correlación entre situación económica y educación con esperanza de vida.

La esperanza de vida de los hombres en España en 2011 era de 79,2 años  y la de mujeres de 85 años. La brecha de género en España, que es mayor que la de la UE, se ha reducido en la última década en 1 año en conjunto, pero se ha ampliado en los mayores de 65 años y especialmente en los de más 80 años. Si sigue la tendencia actual en el periodo 2011-2020 la esperanza de vida crecerá dos años más, fundamentalmente como consecuencia de la supervivencia de los mayores de 80 años

Muy relevante es que la esperanza de vida en salud al nacer, según el Ministerio de Sanidad, ha pasado de 63 años en 2006 a 66,4 años, es decir una ganancia de 3,4 años, cuando la esperanza de vida sólo lo ha hecho en 1,2 años. Esta compresión de la mortalidad tiene positivas consecuencias humanas, sociales y económicas, más allá de las puramente sanitarias.

El aumento de la esperanza de vida ¿puede ser indefinido? En el primer semestre de 2011 disminuía la esperanza de vida 8 centésimas, lo que provocó un sobresalto, pero la tendencia ha vuelto a ser positiva con posterioridad. Hechos puntuales, como epidemias de gripe, olas de calor, guerras, la implosión del imperio de la URSS etc. pueden detener esta progresión. Pero  hábitos de vida perjudiciales para la salud tienen más riesgo. La obesidad, especialmente en niños, es otra clase de epidemia de nuestra sociedad opulenta, causada en parte por la sustitución de la dieta mediterránea por el fast food  y la falta de ejercicio. El hábito del tabaco está disminuyendo, pero aumenta en mujeres adolescentes. En los medios de comunicación se comentan casos dramáticos de suicidios debidos a la crisis económica. Habrá que comprobar cuando tengamos los datos más recientes la tendencia de los suicidios en estos años de crisis. Por el contrario es llamativa la reducción del número de accidentes, si bien en parte se achacan también a la reducción del tráfico por la crisis. La lista de circunstancias que pueden perjudicar o alargar la esperanza de vida es muy larga.

La crisis afecta  directamente a la salud y a la esperanza de vida. Es en épocas de crisis cuando surge la necesidad perentoria de hacer reformas, pero estas deberían ser realizadas en épocas de bonanza, cuando se pueden abordar las inversiones necesarias para ponerlas en marcha, que luego se recuperarán con creces. Naturalmente hablamos de reformas, no de recortes en el gasto, salvo que se trate de despilfarro o gasto superfluo. Hay estudios que demuestran que la reducción del gasto incrementa la mortalidad, de la misma manera que se demuestra que al aumentar el PIB –lo que lógicamente arrastra un mayor gasto sanitario- mejoran los indicadores de salud. La reducción no razonable de gastos lleva consigo la secuela del aumento de las listas de espera, lo que claramente no es un dato en favor del aumento de esperanza de vida. Las medidas de prevención y políticas públicas son coste-eficientes y se deben preservar incluso en épocas de crisis.

Una consecuencia directa de este cambio demográfico es el incremento de las enfermedades crónicas, asociadas al aumento de la edad de la población. A nivel teórico está bien reconocida la necesidad de un cambio de paradigma por el cual el énfasis de la asistencia sanitaria tiene que ser puesto en la reconversión hacia los pacientes crónicos de los dispositivos asistenciales que están dirigidos apacientes con episodios agudos. Pero no funciona todavía en la práctica. Recientemente el Presidente de Canarias se quejaba de que tenía ocupadas cuatrocientas camas con pacientes crónicos que no tenía donde llevarlos y necesitaba las camas para pacientes agudos. Según un estudio de Edad&Vida son cerca de 5000 personas las que en toda España ocupan camas para agudos (equivalente de 10 nuevos hospitales), por no estar establecido el sistema de derivación a hospitales de media estancia, de convalecientes, residencias con atención médica etc., con el consiguiente sobre coste que podría ser evitado si el sistema funcionara (1.500 millones de euros). Por esto cuando se presupuesta la creación de un nuevo hospital, la pregunta que muchos se hacen es si realmente está estudiada la necesidad que necesita cubrir, que probablemente hoy será más sociosanitaria que puramente sanitaria..

Abordemos brevemente la otra causa del cambio demográfico y el envejecimiento de la sociedad: El desplome de la natalidad.

No existe reemplazo generacional. Coincidiendo con el comienzo de la crisis el número de nacimientos se reduce año a año, produciéndose en 2013 más defunciones que nacimientos  (50.000), a lo que se une un balance negativo por emigración. Estamos en el umbral de una  crisis de población de graves consecuencias. El pronóstico es muy negativo, porque no solo ha bajado la fecundidad a 1,32 hijos por mujer en 2012, una de las menores tasas mundiales, sino que las cohortes de mujeres en edad fértil están descendiendo como consecuencia de la primera crisis de natalidad en 1980 y la fecundidad de las mujeres inmigrantes también se está adaptando rápidamente a las pautas culturales españolas. 

Las consecuencias de la falta de descendencia en parejas sin hijos, que afecta hoy a más del 20% de los hogares, especialmente en un país en que tradicionalmente la familia era el colchón protector por antonomasia, serán graves en los aspectos de futura atención sociosanitaria, debiéndose prever esta contingencia que irá en aumento si se mantiene la tendencia actual. Como consecuencia de la falta de natalidad y el aumento de la esperanza de vida a la que nos hemos referido antes, en 2050 un 15% de la población tendrá más de 80 años, cifra que pondrá más estrés en la atención sanitaria y en la sociosanitaria.

Las reformas a fondo de la sanidad y de los sistemas de atención sociosanitaria para que pueda afrontarlos retos inmediatos y de futuro del cambio demográfico son obvias y urgentes.

 

Eduardo Rodríguez Rovira
Presidente Fundación Edad&Vida
(publicado en la revista Medical Economics)

Historial de mensajes

PROMOTORES

http://www.allianz.es/
http://www.ballesol.es/
https://www.bancsabadell.com/cs/Satellite/SabAtl/Planes-de-pensiones-prevision/1191332202726/es/
http://www.campofriohealthcare.es
http://www.caseresidencial.es
http://www.confide.es/
http://www.dkvseguros.com/
http://www.esteve.com/
http://www.eulen.com/es/servicios-sociosanitarios/
http://www.europ-assistance.es
http://www.gaes.es/
http://www.sarquavitae.es/
http://www.amma.es/
http://es.hartmann.info
http://www.hestiaalliance.org/
http://www.personalia.es/
http://www.es.issworld.com/
http://www.compass-group.es/
http://www.memora.es/
https://www.nestlehealthscience.es/
http://www.psn.es/
http://www.quironsalud.es/es
http://www.redvalenciana.com/
http://www.valoresymarketing.com/
http://www.zurich.es

COLABORADORES

http://www.afal.es
http://www.ub.edu/eps/
http://www.ceate.es
http://www.ceoma.org/
http://www.csic.es/
http://www.eada.edu/
http://www.esade.es/
http://www.aequitas.org/
http://www.fbg.ub.es/
http://www.cgae.es/
http://www.peretarres.org/
http://www.ceu.es/
http://www.ibv.org/
http://www.iese.es/
http://www.loyolals.es/
http://www.uv.es/SocialWelfare
http://www.seaus.net/
http://www.secot.org/
http://www.sedisa.net/
http://www.segg.es/
http://www.semer.es/
http://www.semergen.es/semergen
http://www.semg.es/
http://www.semfyc.es/es/
http://www.mayoresudp.org/
http://www.arrakis.es/~cassan/geriatria.htm
http://www.uam.es
http://www.uco.es/
http://gerontologia.udc.es
http://www.unex.es/
http://www.ugr.es/local/master
http://www.upc.es/
http://www.uvic.es/
Fundación Edad&Vida - Aribau, 185, 5º-7ª - 08021 Barcelona - Tel. 93 488 27 20 - Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookiesDiseño web Barcelona